Creado para niños de 1 a 2 años

Método que potencia y favorece la  atención de los más pequeños ya que  repercute positivamente en sus capacidades cognitivas.

Los más pequeños interiorizan el idioma de forma natural.