Dime y lo olvido, enséñame y lo recuerdo, involúcrame y lo aprendo.

 (Benjamin Franklin)

¡Aprende de manera diferente!

Nuestras clases se imparten íntegramente en inglés y animamos a nuestros alumnos a utilizar el lenguaje que acaban de aprender en una amplia variedad de actividades divertidas y estimulantes. A los alumnos les encanta practicar el inglés a través de juegos, canciones y actividades personalizadas como entrevistas y proyectos. Utilizamos materiales y técnicas de última generación, además de pizarras digitales, para implementar el enfoque de las “Inteligencias Múltiples”, reconociendo que distintos alumnos responderán de modo diferente a los diferentes materiales, presentaciones y ejercicios. En otras palabras, consideramos cada “pequeño grupo* como un conjunto de mentes diferentes que trabajan en equipo para alcanzar un objetivo común: hablar inglés con fluidez y precisión, una destreza que no es mecánica sino más bien una herramienta flexible que puede adaptarse fácilmente a una variedad sorprendentemente amplia de aplicaciones prácticas. *Número máximo de alumnos en las aulas = 7 (adultos) / 9 (niños y adolescentes)

 

¿Cuál es nuestro método?

Nuestros profesores establecen inmediatamente que en clase se habla inglés, únicamente inglés, y los alumnos aprenden rápidamente los elementos básicos de la comunicación. Se establecen procedimientos de rutina para facilitar la práctica y garantizar que todos los alumnos entienden exactamente qué ocurre a su alrededor (y cómo pedir ayuda). Estas rutinas, una vez asimiladas, se expanden gradualmente y se modifican, creando un entorno dinámico de logro y exploración. A medida que se incorporan conceptos nuevos, se desarrollan nuevas actividades que siguen despertando el interés del alumno por saber más y hacer más, al mismo tiempo que se revisa lo aprendido con regularidad para consolidar los logros ya alcanzados. Por supuesto, no todo el aprendizaje ocurre siempre en clase….

 

Nuestro propio método: MINI y MINI baby

MINI: de 3 a 5 años. Durante todo el año realizamos diversas actividades con el fin de aprovechar el potencial de los niños para aprender idiomas mediante la expresión oral y la comprensión auditiva. 

MINI baby: de 1 a 2 años. Los más pequeños interiorizan el idioma de forma natural. Este método potencia y favorece la atención de los más pequeños ya que repercute positivamente en sus capacidades cognitivas.

 

Inmersión lingüistica total

Los alumnos realmente motivados sueñan con estudiar en países de habla inglesa para experimentar la verdadera inmersión en inglés, compartiendo el aula con compañeros chinos, alemanes, rusos, etc. En CLC, todas nuestras clases se imparten en inglés, el 100% del tiempo. El profesor no habla ni reconoce el español en clase. Se ha demostrado que esta insistencia en hablar en inglés es, de lejos, la mejor forma de que los alumnos se integren en un entorno en el que hablar en inglés se convierte en algo natural, incluso a la hora de hacer los comentarios más triviales del día a día. Los propios alumnos desisten de expresarse en su lengua materna. Los alumnos más jóvenes se adaptan inmediatamente a este entorno y los alumnos adultos aprenden rápidamente a dejar a un lado sus prejuicios y a disfrutar de la oportunidad de hablar y escuchar inglés, que es exactamente la razón por la que buscaron clases con profesores nativos. Nuestras clases de conversación para adultos contribuyen aún más a crear este entorno. En todas nuestras clases, todos hablamos inglés, en todo momento.

 

Tutorías

Si las familias quieren comentar cualquier aspecto de las clases o informarse del progreso de sus hijos, pueden solicitar una tutoría con nuestro Jefe de Estudios. Esta solicitud debe hacerse exclusivamente en recepción, no en las aulas. Es extremadamente importante mantener la inmersión lingüística total en la escuela con el fin de aprovechar al máximo el tiempo que tenemos para hablar inglés con nuestros alumnos, sin destruir el ambiente o la ilusión.

 

Fuera del aula

Se ha demostrado que un minuto de estudio fuera del aula equivale a tres minutos de estudio en clase. Así es, 1=3. Los alumnos aprenden mucho más rápido (y mejor) si dedican un poco de su tiempo libre a estudiar inglés en casa y, por increíble que parezca, es como pagar una clase y tener tres gratis.

 

¿Cómo medimos el progreso de nuestros alumnos?

En CLC, supervisamos continuamente nuestras clases. Se mantienen reuniones periódicas en las que el Jefe de Estudios y los profesores evalúan el progreso, el desempeño y la actitud de cada uno de los alumnos. Además, nuestro protocolo de seguimiento académico permite que el personal de coordinación didáctica y los profesores estén en contacto continuo con el fin de compartir información sobre la evaluación del desempeño global del alumno y del grupo al que pertenece. Esto nos permite proporcionar información actualizada a las familias así como a los adultos y a nuestros clientes corporativos. Con los alumnos más jóvenes, cualquier incidencia se gestiona mediante la intercomunicación periódica entre los profesores, el personal de coordinación didáctica y las familias.

 

Exámenes

En CLC, todos los alumnos, adultos y jóvenes, hacen exámenes trimestrales. Estos exámenes se basan estrictamente en nuestro sistema de niveles y los desarrolla nuestro Jefe de Estudios. Son idénticos para todos los grupos que estudian el mismo nivel, por lo que evaluamos a los alumnos según el mismo baremo de progreso y logros. Una de las características más determinantes de nuestros exámenes es que todos los alumnos hacen un examen oral, bien individualmente o en parejas.

 

Informes

Los resultados de los exámenes, además de proporcionarnos tanto una visión global como individual del progreso de nuestros alumnos, nos permiten hacer los ajustes necesarios en los procedimientos de enseñanza y en la composición de los grupos. Todos nuestros alumnos reciben un informe detallado de los resultados obtenidos en los exámenes.

Log in